CICLO La Quinta en Flor 2024

Jornada festiva para celebrar la llegada de la primavera 

Escuela de Circo Carampa (Comunidad de Madrid) / Dirección: Javier Jiménez

Público familiar
Jardín exterior y Aula 2
18, 24 y 25 de febrero
Espectáculo (acceso libre hasta completar aforo) y talleres

Y con el frío del invierno, volvemos a convocaros en torno los grandes protagonistas de nuestro queridísimo parque, los almendros, que a golpe de belleza van marcando, desde el marrón del fruto al rosado de la flor, el devenir de cada una de las temporadas de Espacio Abierto.

 

Allá por 2019 pusimos en marcha una nueva propuesta, con irrenunciable vocación de tradición venidera y querida, que poco a poco hemos conseguido consolidar, como reclamo, reivindicación y celebración de nuestra diversa y compacta #ComunidadQuinta. Se trataba del ciclo anual compuesto por La Quinta Cosecha, en torno a la fiesta de la recogida del almendro en septiembre, y La Quinta en Flor, que llega cada mes de febrero con el magnífico espectáculo de la floración. Ahí nacen estas jornadas abiertas, lúdicas y festivas que cada año depositamos en manos de un creador o compañía de prestigio, para que las sueñen, vistan y condimenten como el mejor de los platos efímeros y singulares que nuestro público pudiera degustar y recordar año tras año.

 

Para la temporada 23-24 hemos contado ya con buenas dosis de vértigo, sentido del humor y belleza en la celebración de La Quinta Cosecha, el pasado otoño, de mano de la Escuela de Circo Carampa, con su director artístico Javier Jiménez al frente de una divertidísima y tierna troupe de músicos y artistas circenses. Entre todos nos dejaron sin respiración, al tiempo que nos hacían encogernos, cerrar los ojos, suspirar, troncharnos de risa e incluso derramar alguna lagrimita.

 

Y aquí los tenemos de nuevo, el fin de semana del 24 y 25 de febrero, para desplegar acrobacias, haikus y más belleza aún si cabe, sobre el manto blanco de la flor de almendro. Dos nuevas jornadas de fiesta circense en dos actos: el primero, esta vez, ante el palacete que nos alberga y el segundo en la gran explanada de almendros próxima al acceso de la calle Miami. También os proponemos un par de talleres el domingo anterior, día 18, para los peques que quieran aprender a dominar diábolos o cariocas y participar el siguiente fin de semana en el espectáculo, junto a los artistas y ante todo nuestro público.

 

Como veis, os traemos un suculento menú cirquero, con aromas del Japón más poético, al que nuestros alumnos y alumnas de La Quinta Cocina, además, pondrán un poco de calorcito dulzón con un rico desayuno almendrado.

 

Alzamos de nuevo la voz y repetimos: Que suene el redoble, que se abra el cielo y retumben los caminos, que volvemos a reunirnos y a conjurarnos en torno a la flor de los almendros, a celebrarnos y a disfrutar juntos, en comunidad.

 

BEATRIZ DE TORRES

Directora artística de Espacio Abierto Quinta de los Molinos

 

 

Tuve la suerte de crear y dirigir el espectáculo Mándorla, una producción de Espacio Abierto que se estrenó en las navidades de 2020, “el año de la pandemia”.

 

Era un espectáculo sobre almendros y mitología griega que mezclaba la danza, el circo, la magia, la ventriloquía y la música. Tuvimos el encargo de reponerlo en marzo de 2021 y en las navidades de ese mismo año, así que tuve la oportunidad de conocer en profundidad la Quinta de los Molinos, sus jardines y el maravilloso Espacio Abierto que dirige con tanta pasión Beatriz de Torres. Desde entonces estoy enamorado del jardín de la Quinta y soy un asiduo de la excelente programación de la pequeña pero mágica sala de Espacio Abierto.

 

El ambiente que se respira, el ajetreo de los niños, las sabrosas comidas que sirven en su restaurante, el cuidado sutil de los detalles, la atención que ponen los anfitriones en cada una de las actividades…, todo me embauca y me inspira.

 

Así que cuando me llamaron para que Carampa se hiciese cargo de las producciones más emblemáticas de la Quinta, La Quinta Cosecha y La Quinta en Flor, mi corazón se puso a cien y me puse manos a la obra sin pensar que eso supondría que me quedaría sin vacaciones, sin las de verano y sin las de navidades.

 

Para mí es un reto muy especial, porque las anteriores producciones habían conseguido un éxito incontestable y no podía defraudar la confianza que habían puesto en mí.

 

Y para Carampa, que este año cumple ¡30 años!, es una oportunidad única para demostrar la originalidad y osadía de las propuestas circenses actuales y la destreza, habilidad y profesionalidad de nuestros alumnos y alumnas, nuestros profesores y nuestros amigos y amigas artistas.

 

Así que nos pusimos manos a la obra. Con el inestimable apoyo de Prisca Salvadores, una de nuestras antiguas alumnas, hoy directora de Bambolea; la ayuda de mi compañera, Marisa Agostini, coordinadora general de la Escuela de Circo Carampa, y la confianza y disposición plena de todo el equipo de Espacio Abierto Quinta de los Molinos, comenzamos a pergeñar un boceto que, finalmente, hemos logrado parir después de muchas horas, muchas vueltas, idas y venidas, muchas cábalas y mucha ilusión compartida.

 

El circo es lo que tiene, es un salto al vacío, andar sobre un cable y mantener el equilibrio, realizar una acrobacia y caer de pie, como si nada…, y divertirse haciéndolo.

JAVIER JIMÉNEZ

Director artístico de la Escuela de Circo Carampa